suscribirte
Noticias

Iker Casillas y Sara Carbonero disfrutan de su 'verano azul' con Martín

Iker Casillas y Sara Carbonero disfrutan de su 'verano azul' con Martín

¡Cómo ha crecido! Iker Casillas ha compartido una nueva imagen del pequeño Martín, que el próximo jueves cumplirá medio añito de vida. Con una camiseta azul, a juego con sus preciosos ojos, el primer hijo del portero del Real Madrid y Sara Carbonero posa como un auténtico profesional para el objetivo de su papá. "Verano azul", ha escrito Iker junto a la imagen. Martín, que sigue guardando un gran parecido con su mamá, está de lo más feliz sobre una toalla disfrutando, probablemente, de una agradable tarde de piscina. 

Tras la derrota de la Selección española de fútbol en el Mundial de Brasil, Iker y Sara regresaron a Madrid para disfrutar del mejor verano de sus vidas, el primero que pasarán como padres. En su último post, la periodista aseguró que era "tiempo de desconectar" y "escaparse unos días", dando por inauguradas sus vacaciones. Este año, la prioridad de la pareja es Martín y seguro que cambiarán sus exóticos viajes por planes más relajados, pensados para realizar con su precioso bebé.

Antes de poner rumbo a Brasil, Iker y Sara bautizaron a su hijo en una íntima ceremonia a la que acudieron sólo sus familiares más cercanos. Días después, la periodista habló de Martín durante la presentación de una firma de sandalias de la que es imagen. "Ya empieza a sonreír, tiene mucha fuerza, te reconoce, como todos los bebés a su edad", declaró. También confesó que ser madre le había cambiado por completo: "Es una gran responsabilidad, pero me aporta paz y tranquilidad. Verle me da un plus de vitalidad cada mañana. Ha sido un cambio radical pero para bien, para mucho mejor". Algo que también le ha sucedido a Iker. "Merece la pena levantarse cada día y verle, yo me voy de casa con energía. Ser padre me ha cambiado el orden de prioridades", aseguró. 

El nacimiento de Martín puso el broche de oro a una bonita historia de amor que comenzó hace más de cuatro años. Desde aquel espontáneo beso que el portero le dio a su chica tras ganar el Mundial de Sudáfrica, Iker y Sara no se han separado. Su relación de pareja es fuerte como una roca y tienen a alguien que les unirá para siempre, el pequeño Martín.