suscribirte
Noticias

Hugh Jackman llegó a la alfombra roja en un espectacular auto deportivo

 

El actor presentó The Wolverine en Londres

Hugh Jackman llegó a la alfombra roja en un espectacular auto deportivo

Londres recibió el esperado estreno mundial de The Wolverine y lo hizo a lo grande. Hugh Jackmanentró en escena en un espectacular auto deportivo blanco, para delirio de los cientos de fans que esperaban su llegada en Leicester Square, y desplegó todo su sex appeal. Es que en esta película, los seguidores de X-Men podrán ver a un Guepardo mucho más atractivo, aunque también más feroz.

El actor australino, de 44 años, en perfecta forma y luciendo un cuerpo escultural, se encontró en la alfombra roja con el resto de los protagonistas de la película y el director James Mangold. Muy elegante con un traje azul oscuro y camisa blanca desfiló junto a las actrices japonesas Rila Fukushima y Tao Okamoto.

Feliz de volver a interpretar a Wolverine, personaje que catapultó su carrera hace ya 13 años, Jackman asegura que no se cansará hasta que haga "al menos 5 o 6 películas más". Además, contó que de no haber sido Wolverine le habría gustado ser Magneto: "A todos los actores les gustaría interpretar un malo de vez en cuando, y no tener que ir al gimnasio", reconoció entre risas. Es sabido que para interpretar a este musculoso superhéroe tiene que someterse a una dieta muy estricta y un duro programa de entrenamiento. "No es nada bueno para la salud consumir 6.000 calorías al día. Tengo que comer unos doce huevos al día. Y la única fórmula que funciona conmigo es estar comiendo pollo todo el día, que es lo único que me ayuda a conseguir esa masa muscular. A veces me da miedo sufrir un ataque al corazón", reconoció el actor en una entrevista.

Basada en el aclamado comic, esta épica aventura lleva a Guepardo (Hugh Jackman), el personaje más icónico del universo de los X-Men, a Japón en la actualidad. En un mundo desconocido para él, se enfrentará a su peor enemigo en una lucha a vida o muerte que le cambiará para siempre. Vulnerable por primera vez, y desafiando sus límites físicos y emocionales, no sólo se enfrenta al letal acero samurai, sino también a una lucha interna contra su propia inmortalidad, que lo volverá más fuerte que nunca..